Las deliciosas aventuras del

[Camboya: leyes del suelo] [by AO]

In CLUB on enero 11, 2008 at 6:21 pm

Este es un fragmento el trabajo que estoy elaborando sobre Camboya [mas concretamente la situacion de la vivienda marginal] que pronto subiré en pdf para los mas motivados

Se trata de un breve repaso a los pasos dados desde la abolición de la propiedad privada hasta llegar a hacer una ley del suelo, en un contexto de pobreza normalizada.

Después de la época de los jémeres rojos Camboya experimentó un crecimiento demográfico del 7% y los poderes públicos no fueron capaces de seguir el ritmo a este crecimiento. Los medios técnicos, materiales y financieros eran totalmente limitados y la capacidad de gestión del aparato público era nula.
La falta de infraestructuras y el abandono de éstas en el periodo de los jémeres rojos [75/79] agravaban la situación, para hacerse una idea la mayoría de los edificios de la capital habían sido destruidos y en muchos casos los materiales habían sido reutilizados por los jémeres rojos en la construcción de sus barracas.
Tras la caída del régimen la población fue paulatinamente volviendo a la capital abandonada, instalándose de forma aleatoria en las viviendas abandonadas.
Ahora, 30 años después, uniendo la dificultad de construir en el suelo de Phnom Penh [ver capítulo de Camboya y el agua], la falta de recursos económicos y de políticas sociales con la evacuación de algunas de estas viviendas que fueron ocupadas [sin indemnización ni realojo] dan lugar a un contexto preocupante en materia de vivienda.
Tras 1979 Camboya pasó por un periodo de estancamiento coincidente con la invasión vietnamita. Solo después de la retirada de las tropas vietnamitas a finales de los años 80 se dió paso a una serie de iniciativas políticas muy generales.
Los jémeres rojos habían abolido la moneda y la propiedad privada, así que las primeras acciones fueron encaminadas a restablecer el marco legal para garantizar un techo a los inmigrantes que se movían masivamente de las zonas rurales a Phnom Penh, pero rápidamente la corrupción y la especulación se impusieron y las políticas solo sirvieron para reforzar el estatus de los privilegiados, dejando de lado las necesidades del sector marginal, que se vieron obligados a ocupar canales, lagos, tejados y zonas insalubres.
En 1999 el 20% de la población de Phnom Penh vive de forma precaria, en zonas insalubres [unas 30.000familias, lo que corresponde a unas 180.000 personas] y se contabilizan 2500 viviendas precarias en los tejados de 132 edificios. (1)
Las políticas de propiedad del suelo han sido una de las prioridades políticas [sobre todo en el ámbito rural]:

_en 1992 se aprobó la primera ley del suelo, en el que el gobierno es el único propietario de la tierra, aunque sí se contempla por primera vez el derecho a la propiedad de inmuebles residenciales.
Existían ya algunas experiencias que datan de 1989, que pueden ser consideradas como un avance de la propiedad privada residencial, que se basaban en la oferta de vivienda a funcionarios y daban la posibilidad al resto de la población de comprar vivienda al gobierno aprecios muy reducidos. Fue la primera vez que se reconoció un mínimo mercado inmobiliario.
La ley de 1992 presentaba graves problemas, ya que no quedaba clara la relación entre la propiedad privada y los poderes públicos, lo cual suponía un freno a las inversiones extranjeras (2).
Tampoco se especificaba en la ley los derechos en la utilización de un edificio, por lo que no se planteaba siquiera solución a la precaria situación de todas las personas que habían ocupado.

_ en 2001 se dictó una nueva ley del suelo en el que se establece mucho mas claramente la diferencia entre la propiedad pública de estado [que no puede ser enajenada] y la propiedad privada de estado [que puede ser objeto de concesiones, transacciones y donaciones] (2)
Otra novedad importante en este texto es el establecimiento del “poder de posesión”; adquirido tras 5 años de ocupación pacífica y, aunque no se hubiesen transcurrido los 5 años de ocupación, se podría adquirir la propiedad con una justificación por parte de las autoridades competentes. El problema es que aún no se ha definido la institución responsable de la concesión de títulos de ocupación de vivienda.

Al margen de estas normativas se han elaborado pocos, pero interesantes acciones sociales en materia de vivienda. Estas se desarrollan mas detenidamente en el capítulo destinado a infravivienda. (…)

(1) datos de UN-Habitat sobre el estado de la vivienda en el sudeste asiático [Naciones Unidas, 2003]

(2) Fuente: « Phnom Penh à l’aube du XXIe siècle » Coedición: Asia Urbs, Municipalité de Phnom Penh, Comune di Venezia y marie de Paris [2003]


  1. Hola,

    Me encanta encontrar este tipo de artículos cuando, por razones que desconozco, me da por buscar información en español sin esperanzas de hallarla.

    Tengo dudas sobre el tema. En Siem Riap me dijeron que los coreanos han comprado una cantidad increíble de tierras y que el gobierno camboyano ha reaccionado con restricciones a la propiedad extranjera.

    ¿Cómo está el percal ahora? ¿Puedo adquirir una vivienda como extranjero?

    Un saludo!

  2. Sé que existen limitaciones a la propiedad si no se es camboyano (o khmer, como quieras) pero desconozco las condiciones exactas.

    En cualquier caso para un extranjero de apie siempre existe la posibilidad de comprar en copropiedad (con los supuestos riesgos que esto pudiese conllevar, aunque los que utilizan esta posibilidad no lo hacen al 50%)

    Lo perturbador es, en el ámbito de la propiedad estatal, que las leyes del suelo no delimitan suficientemente el margen que tiene el estado para hacer transacciones de suelo de su propiedad, lo cual se traduce generalmente en corrupción a favor de gobiernos y empresas de los grandes asiáticos.
    En el mejor de los casos estas “concesiones” son en intercambio por acciones infraestructurales para el pais (construcción de puentes, diques y en general en infraestructuras relacionadas con el agua) y el resto son el fruto del enriquecimiento personal de los dirigentes.

    Estas “concesiones” no existen únicamente en materia de propiedad de suelo; Camboya permite la construcción de vertederos enormes al sur del pais para las basuras de otros paises asiáticos, alquila parcelas del Tonlé sap para la pesca intensiva de multinacionales pesqueras extranjeras, talas indiscriminadas…

    Recomiendo echarle un vistazo al siguiente proyecto urbano para el norte de Phnom Penh:
    http://worldcitycambodia.com/

    En el blog en el que encontré el proyecto, (mayoritariamente utilizado por comunidad francesa residente en Camboya) parecía tener buena acogida utilizando términos como progreso y desarrollo. A mi solo me parece un gueto que potencia la dualidad social, que seguramente esconde una corrupción atroz y que utiliza como modelo las peores experiencias del crecimiento de ciudades los paises vecinos (fundamentalmente Bangkok que tiene a su vez como modelo las grandes ciudades chinas)
    Todo esto sin hablar de criterios estéticos q dadas las circunstancias parecen secundarios…
    En fin, otra oportunidad perdida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: