Las deliciosas aventuras del

U. m. en sent. peyor.: sobre una definición del especulador cultural

In AO, E-121 on octubre 20, 2010 at 10:46 pm

 El agente provocador suele trabajar sobre el lenguaje pues es su misión devolver la visita, el primer vistazo*, sobre todo si hay un telón de acero de por medio. A la tradicional oposición entre el curador y el gestor cultural (algo artificial, por otra parte), hemos querido agregar otra figura, la del especulador cultural, quizás más conciliadora. Se la presentamos con sus dos caras, tan libre como contaminada, desde lo que la lengua puede ofrecer para sobreponerse a lo unívoco. Porque al final nuestro trabajo tal vez se traté de eso, nada más: no caer en reduccionismos, abrir (im)posibilidades.

Aquí va el pequeño relato* de un concepto inventado sobre lo viejo.

1. Lo heredado.

 El rigor (definido como “distancia más corta entre dos puntos”, en este caso) lingüístico de la RAE.

ESPECULAR:

4. intr. Efectuar operaciones comerciales o financieras, con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los cambios. U. m. en sent. Peyor. con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones (…) de los cambios

 Retomemos: la esperanza del movimiento, de las variaciones como punto de partida para una modificación.

Retomemos: las operaciones que rodean la cultura. Comerciales, intrascendentes, políticas, vitales, reverentes, responsables, idiotas. Los insomnios. Los círculos, los circuitos, los papeles. Los acuerdos. Lo inexacto. Lo correctamente, lo superficialmente, lo banalmente. Temporal,  sensible,  cotidiano, interminable. Lo invisible.

 2. A través del espejo

Pero también, en el diccionario, el origen:

(Del lat. speculāris).

1. adj. Perteneciente o relativo a un espejo.

2. adj. Semejante a un espejo.

La palabra especular alude a la doble faz del espejo (la transparencia, “yo mirando” pero también el reverso mate, mudo sobre el que se apoya la lámina reflectante). El haz de luz. Imagen dentro de la imagen, texto dentro de la imagen, reflejándose al infinito. El binomio cultura y sociedad. El juego. El extrañamiento. Las simetrías. Las disimetrías.

 El espejismo. ¿Y por qué no?

Sobre todo cuando además, en medio del desierto y sedientos, podemos leer:

(Del lat. speculāri).

1. tr. Registrar, mirar con atención algo para reconocerlo y examinarlo.

2. tr. Meditar, reflexionar con hondura, teorizar. U. t. c. intr.

3. intr. Perderse en sutilezas o hipótesis sin base real.

Perderse en sutilezas.

3. El discurso científico o de la necesidad de poder proyectar con el lenguaje

 El discurso que ostenta la legitimación necesaria a la teoría, la hipótesis y la creación a futuro, ese divagar capaz de presentarse como realmente factible, ha variado a lo largo de la historia y sociedades.

 Hoy: la “especulación” científica prevalece sobre la “imaginación”, tradicionalmente asociada a la cultura: imaginemos el Bosón de Higgs, especulemos sobre collage.

El especulador cultural se sabe fragmentario, frágil; cuidadoso con la forma, el significado, el insignificante, el lenguaje, lo indecible, lo silente, lo ruidoso. Lo inútil, lo útil.

 Lo mínimo [d (el macro-] de lo mínimo).

Lejos de las categorías y de los diccionarios. Necesitamos palabras abiertas, olvidadas, nuevas.

 / E-121 (a partir de una especulación y un café con Ana López Ortego)

  • Etimología: del latín “etymologia ” y este del griego ἐτυμολογία (etymologia ). Es un cultismo formado de ἐτυμος (etymos = verdadero), λογος (logos = palabra) y el sufijo -ía se utilza para crear sustantivos que expresan una relación con algo. Es decir, significa “relacionado con la verdad de la palabra”.
  • Relatar. Del latín: Volver (re-) a llevar (lat-) unos hechos al conocimiento de alguien. El verdadero referente para este artículo serían las Etimologías de San Isidoro de Sevilla y no la RAE.
  1. […] agotada por obsoleta, por el afán por utilizar un lenguaje oscuro. Quizá debamos tender a la especulación (de nuevo)  como herramienta de reflexión y articulación de discursos y práctica. Yo es que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: