Las deliciosas aventuras del

TOP TEN de las narcolepsias en el debate arquitectónico

In AO, LM on noviembre 5, 2010 at 1:17 am
Es fácil aburrirse y caer en un estado de sueño. Pero en ocasiones es inevitable y hasta inducido. Veamos algunas:
  1. Publicaciones sobre museos (que son siempre igual de rancios y como mucho son interesantes a nivel de esculturas urbanas) y le ponen nombres como de ciencia-ficción: “Museos del Siglo XXI” (le quedaría bien un subtítulo del tipo “odisea en el espacio”). Como ejemplo una de las últimas monografías de Arquitectura Viva, en el que  básicamente hay un festival de nuevas formas arquitectónicas.
  2. El plagio en la Arquitectura.  Al final es un debate cutre, disfrazado de erudita reflexión, que solo interesa a 4 (que lógicamente están peleados entre sí por alguna contratación o algo así). Cabe destacar alguna reflexión interesante al respecto.
  3. Afirmaciones como  “La arquitectura es música congelada” y “la música es arquitectura en movimiento”. ¿Que tipo de complejos tenemos los arquitectos para tener que decir esas cosas? ¡Qué pudor!
  4. Frases del tipo “Mi edificio es” seguidas de cualquier combinación de “luz, volúmenes, juego” son el equivalente a una peli de vaqueros. Y tiene los mismos efectos. ¿Alguien ha visto alguna hasta el final?
  5. Que te quieran vender un Le Corbusier o un Matta-Clark como si lo hubieran inventado esa misma mañana. Como cuando repites un karma que no recuerdas cómo se te metió en la cabeza.
  6. Los recitales de poesía. Grandes autores triunfaron con sus tropos. Si no eres un gran poeta mejor no abusar de vaguedades estilo “abierto pero cerrado” o “estatismo dinámico” aplicados a un cubo de color blanco.
  7. Las frases hechas. ¿Cómo no va a dar sueño escuchar frases repetidas? El lado de la seguridad, toca todas las escalas,  parafrasear a Mies y un largo etc.
  8. Explicar lo inexplicable. No hay alineaciones de astros posibles que expliquen el color de una pintura. Te gusta así, y basta.
  9. Las €co-demagogias: €cología, €cosistema, €cológicas, €cofísica (y las derivadas que no empiezan por €co, pero que quedan muy bien en cualquier proyecto social: participación ciudadana, urbanismo participativo, espacios democráticos, proyectos colectivos, reciclaje, recuperación…) En muy escasas ocasiones estos conceptos hacen honor a su significado y cuando lo hacen, es mas por inciativas políticas que por la intervención arquitectónica.
  10. La palabra “emergente” (y sus derivados: nuevo, fresco, innovador, ect.), que es a la arquitectura y urbanismo lo mismo que “democrático” a la política: mucha palabra y poco concepto ( o mucho lirili y poco lerele, que es una expresión muy castiza)
  1. ‘repites un karma’… supongo que queríais decir ‘repites un mantra’.

    la 4 yo la habría alargado hasta el infinito: ‘flujos’, ‘paquetes’, ‘quinta fachada’, ‘bosque de pilares’, ‘maclar’, ‘tensión’… y el dicarqui entero. con ‘luz, volúmenes, juego’ se sintetiza a la maravilla. genial.

    la 9 y la 10 es una lástima que llevéis razón. pero la lleváis.

    la 6 yo la quitaría pq más o menos dice lo mismo que la 4. y así quedaría hueco para poner una nueva:

    “el 5º poder: cuando de una arquitectura importan más sus connotaciones políticas que su propia sustancia, pierde todo atisbo de sustancia que le pudiera quedar. frases como ‘pondrá a la ciudad en el lugar que se merece’ o ‘es ya un referente a nivel internacional’ tienen el mismo efecto que un bote entero de valium.

    genial post. enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: