Las deliciosas aventuras del

PENSIONES NEO-VICTORIANAS

In AO on enero 29, 2011 at 3:00 am


La editorial de la última ARCADIA
viene dedicada al nuevo victorianismo: una suerte de vuelta a valores conservadores en las generaciones jóvenes de países occidentales. El artículo al completo es cortito y no tiene desperdicio, pero me permito extraer un par de párrafos para dar inicio al post:

“(…)Un conservadurismo ingenuo que no se reconoce como tal, y cuyo perfil ha ocupado ya, desde hace unos cinco años, decenas de páginas de ensayos y artículos periodísticos en Estados Unidos y Europa. Esta editorial no busca criticarlos, sino consignar el asombro que produce en el mundo de la cultura, en las generaciones adultas, esa precoz ambición de orden y capacidad de consumo que parece ser un rasgo definitorio de este tiempo.(…)

Ni siquiera son excesivamenete pragmáticos, ni excesivamente dogmáticos (es que no son excesivamente nada), y sólo se mueven en las esferas legitimadas por un binomio de vocablos que pueden resumir las consignas políticas mayoritarias de los últimos diez años: “seguridad/prosperidad”.

Aquellos sustantivos que antes se asociaban a la idea de primera juventud (osadía, vehemencia, irreflexión, atrevimiento) han desaparecido del mapa, arrinconados como excéntricos. Aquella conocida caricatura de Quino (un padre encorbatado que le dice a su hijo desgreñado: “¡Yo a tu edad ya estaba explotando a alguien!”) hoy es perfectamente obsoleta. (…)”

Buscando en el archivo digital de la red (buscando en google, para entendernos) Ya en el 2007 Lizzy Ratner reflexionaba en torno a esta “tendencia”, aunque enfocada en un primer momento en pijos de la gran manzana que ya no querían ser las chicas de “sex in the city”, sino tener “vidas normales” (y preferiblemente hijos a los 23). Algunos medios influyentes como el británico The Times se hacía eco de esta nueva tendencia, cada vez mas extendida entre todas las esferas sociales. Otros medios como The New York Times lo enfocaban mas desde el branding de un dress-code (masculino esencialmente)

En conversaciones con amigos, les he cuestionado a propósito de este tema del que, por cierto, no había oído hablar hasta ahora y, para mi desconcierto, no les sorprende este supuesto cambio social, es más, lo evidencian constantemente.

Como en estos días no escucho (o leo) otra cosa cada vez que me conecto a algún medio informativo español, solo voy a poder ejemplificar con el tema de las pensiones.

Al otro lado del atlántico esta reforma no se debe de vivir con la misma intensidad que allá: yo soy becaria a los 30 y estoy muy tranquila, aunque no dudo que sea una irresponsabilidad de mi parte, ¿seré neo victoriana (por eso de la pasividad sindical) o todo lo contrario (porque soy mas proclive a vivir y disfrutar lo que me toca ahora y dejar de inquietarme por lo que va a pasar dentro de 38 años)? No me queda del todo claro que las revueltas nazcan de un compromiso político social o de preservar su trozo de pastel. Bueno, si que lo tengo claro, es lo segundo y seguramente es legítimo aunque se acerque a una tendencia muy muy conservadora (lo mismo de aquí a 38 años hay otra reforma, o lo mismo ha quebrado la seguridad social, o estoy viviendo en Kirikistán o he muerto de amor, como André y Dorine).

Se me ocurre pensar que si este neo conservadurismo se empieza a manifestar en las prácticas artísticas-arquitectónicas puede ser todo un drama. ¡Con todo lo que se había avanzado desde los 90 incluyendo parámetros políticos, sociales y culturales tras un rancio (y eterno) posmodernismo arquitectónico!. Voy a pensar en torno a ello y a ver si me sale un post.

Yo entre tanto, como estoy resignada a ser precaria por mucho tiempo (becaria o autónoma), sueño con una tendencia estética neo-victoriana: una suerte de moda hipster-coplera que me haga ser la reina de las fiestas por el simple hecho de conocer de cabo a rabo las letras de la zarzamora, francisco alegre y soy cordobés (esto debería haber entrado en un post de confesiones), eso sí con unas ray ban wayfarer sin graduar.

*La imagen es de la obra de teatro André y Dorine de la compañía vasca Kulunka Teatro. Una belleza. Seguramente lo único con que merece la pena quedarse de todo el post.

  1. […] This post was mentioned on Twitter by leandro, clubdealterne. clubdealterne said: PENSIONES NEO-VICTORIANAS: http://wp.me/pdrBd-wF […]

  2. me encanta este texto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: