Las deliciosas aventuras del

¿UNA ARQUITECTURA NEOVICTORIANA?

In AO on febrero 17, 2011 at 12:36 am

A propósito del anterior post sobre el nuevo victorianismo, me despertaba curiosidad la posible relación entre esta (supuesta) tendencia social y las del mundo del arte.

Precisamente la pasada semana he tenido oportunidad de compartir conversaciones y cena con Francisco Jarauta (al que por supuestísimo le dedicaré un post) y en una de sus conferencias evidenciaba un cambio hacia el compromiso social y político del arte desde los años 90 referenciándose en bienales, documentas, etc.: Documenta IX del 92, “Who is who in art?”; Bienal de Venecia del 93 “Nomadismos”; Bienal de Venecia del 96: “Identidades”; hasta la Documenta X: “Poética/Política

Si nos centramos en las Bienales de Arquitectura se observa una dinámica parecida (solo que con unos años de retraso) culminada en la bienal del 2000 comisariada por Maximiliano Furksas “Mas ética, menos estética”. En las ediciones recientes la última Bienal de Venecia’10 tenía como tema curatorial: “People meets in architecture” y en las Iberoamericanas destacan: “Arquitectura para la integración ciudadana”, de VII BIAU’10 y “Mas por Menos” de la Bienal Latinoamericana de Jóvenes Arquitectos’10.

Con esta lógica, habría que mirar que está pasando actualmente en la bola de cristal de las bienales de arte para predecir una futura tendencia en arquitectura, aunque a veces se trata solo de un título mediático que alberga cualquier tipo de contenidos. A este respecto me parece genial que Carolyn Christov-Bakargiev no haya querido definir un tema curatorial concreto para la próxima documenta13, sino una serie de conceptos (entre lo que se encuentra la obsolescencia de una visión eurocéntrica del arte). La próxima Bienal de Arte de Venecia’11 se denomina “ILLUMInationsy las recientes Bienales de de Berlín’10: “¿Qué está esperando ahí afuera?” , Sydney’10: “La belleza de la distancia: canciones de supervivencia en la era de la precariedady Sao Paulo’10 “Hay siempre un vaso de mar para un hombre navegar”, que se basaba en la noción de que es imposible separar el arte y la política.

Parece que haya una predisposición a mirar y tomar en serio propuestas que no parten necesariamente de los círculos hegemónicos del arte. Una intuye además cierta referenciación territorial a la hora de dividir los nucleos culturales (nations, ahí afuera, visón eurocéntrica del arte, etc.)

Otro de los temas que se está abordando en varios foros es la de la cuestión enquistada y rancia del patrimonio. Teniendo en cuenta que la UNESCO es el único organismo que en algunas zonas del planeta se ocupa de definir el patrimonio y potenciar su protección, parecen bastante lógicas las críticas del modelo obsoleto y estático, que no permite una adecuación y evolución paralela a la de la sociedad (política, cultura, economía, etc.).

Pero aparte de estos teóricos (y cuestionables) referentes ¿Hay algún indicio de cambio de tendencia en la arquitectura? ¿Algo que se aproxime a tendencias conservadoras “ni excesivamente pragmáticas, ni excesivamente dogmáticas”? Uish! Yo creo que casi todas! Pero ¿de donde sacar referentes? De momento voy a hacer memoria de recientes artículos en medios nacionales que toquen el tema.

Norman Foster acaba de escribir un (aburridísimo y publicado hasta la saciedad) artículo, titulado “el futuro de la arquitectura”, centrándose en la responsabilidad ecológica profesional. Nada nuevo por aquí, nada nuevo por allá. La multinacional de high tech se condimenta con afirmaciones simplistas y casi de mal gusto.

Evaluado más bien en parámetros estéticos y compositivos, hay quién relaciona la “marcha atrás” (como si de un método anticonceptivo poco eficaz se tratase) de Mansilla y Tuñón en el hotel Atrio de Cáceres con una tendencia sobria que acompaña tiempos de crisis, cuando parece que solo fué el fruto de una presión ciudadana que llegó hasta las esferas políticas.

Si una se pone a mirar resultados recientes de concursos hay de todo. Los grandes proyectos se materializan en grandilocuentes propuestas y dentro de las arquitecturas mas locales no hay una linea clara que marque tendencia. O al menos no una linea nueva. Con no mucho esfuerzo una puede detectar tendencias conceptuales muy ecosóficas y tendencias estéticas heredadas de la historia reciente de la arquitectura (racionalismo, neoplasticismo, organicismo, regionalismo, utopías de los años60, high tech y posmodernismo ochenteros, minimalismo, deconstructivismo,etc.). En definitiva es curioso encontrar estéticas diversas y heredadas de movimientos pasados, argumentadas todas bajo parámetros muy similares (y muy sociales-políticos-ecológicos).

En definitiva no sé evaluar esto, y seguramente el reduccionismo con el que he abordado esta reflexión no me ha ayudado demasiado. Me tocará ser mas observadora o esperar a la próxima versión Fresh de Cantis (que me encanta siempre pero, a excepción en la primera edición, no me ha revelado nada demasiado innovador) para ver si estará dedicada a jóvenes que tengan en su curriculum edificios (construidos por supuesto, nada de diagramas alegres) austeros, compositivamente armoniosos y que hablen de sus texturas.

  1. Me gusta leer post como éste que no me dejan claro ni sentencian nada sobre ningun asunto.

    Otra cosa:¿Austeros y compositivamente armoniosos y que hablen de sus texturas? Uhm…..habrá que traerlos de las montañas de Suiza.🙂 Saludos.

  2. Suiza…? de fresh a cold, pasando por cool, of course!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: