Las deliciosas aventuras del

Posts Tagged ‘reflexiones domingueras’

EL PODER DEL CUARTO PODER (o como la gestión urbana de Bogotá puede cambiar por un artículo oportunamente publicado en un medio influyente)

In AO on marzo 23, 2011 at 12:13 am

La pasada semana Juan Manuel Santos -presidente de Colombia- le dió dado un tironcito de orejas a Samuel Moreno -alcalde de Bogotá- y le instó a que no continúe jodiendo a los bogotanos (con otras palabras) abriendo las calles de la ciudad en nombre de la prometida movilidad que proporcionaría las nuevas obras del Trasmilenio. Al menos se solicita que se espere hasta que no estén terminadas las comenzadas hace mas de dos años y que tienen a la movilidad de esta ciudad en jaque y a los ciudadanos hasta las narices (lease esta expresión como un elegante eufemismo, ya que intuyo que a los rolos este tema les toca mas la parte genital que la nasal).

Se hace necesario un inciso para definir el Transmilenio como un sistema integrado de movilidad para la ciudad de Bogotá, iniciado durante la alcaldía de Peñalosa y que se materiza mediante buses que tienen sus propias vías y funcionan como si del metro se tratase, basado en el modelo de Curitiba en Brasil, que se hizo célebre a principios de los 90 por ofrecer una solcuión a la movilidad y la integración de espacios verdes, ante un desmedido crecimiento urbano. (no obvien el subtitulo “orgullo capital” para comprender todos los parámetros que se mueven en estos desencuentros)

Desde entonces ha habido varias polémicas por el proyecto, desde las (incumplidas) promesas electorales de metro soterrado de Samuel Moreno, a la controversia que produce la intervención en la séptima y la voz de varios colectivos ciudadanos que han conseguido hacer oír sus reivindicaciones.

Lo revelador de la reacción del presidente es que se produce exactamente cinco días después de que se publicase un artículo en “The Economist” (del que se han hecho eco varios medios locales relevantes) que no tienen desperdicio: una ciudad caótica, insegura, catastrófica, con graves problemas de movilidad y una gestión política desastrosa y populista encabezada por el Sr. Moreno, que ha hecho retroceder el desarrollo de la ciudad que se había iniciado durante los mandatos de los ex-alcaldes Peñalosa y Mockus.

Samuel Moreno se defiende (muy bien que hace) diciendo que el artículo es tendencioso y sesgado.

Personalmente me ha congratulado la llamada de atención (aquí me he puesto fina, también podía decir que me ha dado gustillo), pero me genera una profunda perturbación solo preguntarme cómo y por qué ha salido este artículo, qué o quién está detrás de ello y que intereses lo motivaban pues hay claramente un componente político nada ingenuo en el texto.

Esto contrasta con el ranking de The New York Times considerando a Colombia como el segundo mejor destino turístico del mundo, destacando la ciudad de Bogotá, entre otras (según los lectores que han votado). Aparte de lo banalmente mediático de los rankings mundiales (que me parecen una catetada), es inevitable cuestionarse sobre la inocencia de estas recomendaciones (de la que, por supuesto también se hacen reproducen varios medios locales).

Como veo que corro el riesgo de publicar un post en modo “teoría de la conspiración” tengo que decir que no se hace especialmente referencia a The Economist en medios periodísticos independientes como “la silla vacía”, ni “El Tiempo” , ni siquiera lo hace “El Espectador” en el artículo que trata el tema.

Aún así me consta que no soy la única que intuye, entre aterrada y complacida, una potencial relación entre los hechos: está bien que se ponga un poco de sentido común y visión estratégica a la planificación de la ciudad, pero da mucho miedo pensar en el poder el cuarto poder…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Anuncios

ARQUITECTURA A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA

In AO on marzo 20, 2011 at 1:00 am

Mas que captar bellas y seductoras imágenes de arquitectura contemporánea con un enfoque de fotografía documental de encargo, estaba pensando en los fotógrafos que abordan la arquitectura de una forma más plástica, antropológica y crítica.

Sin dejar de lado el trabajo de fotógrafos documentales como Gervasio Sánchez, Cristina García Rodero, Clemente Bernad o Chema Salvans, en la fotografía documental yo siento cierta predilección por las fotos antiguas, que acaban constituyendo un archivo histórico impresionante de la ciudad. Casi cada urbe tiene su fotógrafo fetiche. Seleccionando las ciudades en las que he vivido, yo me quedo con Paul Beer para Bogotá (impresionante la edición de LaSilueta), Dith Pran para Phom Penh (sobre todo conocido por la película “The Killing Fileds”. Él era el periodista camboyano desaparecido durante el genocidio), Lagaert Brux para Bruxelles (echen un vistazo a la exposición del archivo de la ciudad: “Correspondencias” en la que se comparan entornos urbanos de distintas épocas con el emplazamiento actual), Manuel Torres Molina en Granada o Jean Laurent en Sevilla.

Sin embargo hace ya algunas décadas que una significativa parte de la fotografía gira hacia una interpretación de la realidad. En España este cambio de percepción puede coincidir con la inclusión de profesionales que vienen de otras disciplinas como las ciencias de la información (que se llamaban así en su momento) y las bellas artes.

La revista Photovision (dirigida en un momento por Joan Foncuberta) representa este cambio que se afianzó en España en los años 80, momento en el que se normaliza la fotografía a través de la proliferación de galerías, festivales y programas de formación especifica, mientras se reivindica una visión artística y performática de esta disciplina.

Desde entonces son muchos los fotógrafos que han abordado directa o indirectamente cuestiones vinculadas a la arquitectura, a conflictos y complejidades urbanas, a la ciudad o al habitat, desde un punto de vista interpretativo, incluso materializado en ocasiones con instalaciones de diversa complejidad.

Además la teoría crítica del arte también se ha centrado en los significados de la imágen y, en concreto Jose Luis Brea en: “los estudios visuales: por una epistemología política de la visualidad”, había señalado a la arquitectura como productora de visibilidad y de imaginario material, dotando de esta forma de significado cultural.

En la serie moonlight de Valentin Vallhonrat, la fotografía es una representación de la arquitectura, de la misma forma que la arquitectura monumental es puro consumo de imágenes. Se trata de fotografías de maquetas hiperrealistas de edificios emblemáticos hechas con cámara de placas. Analizar con detenimiento las fotografías es toda una experiencia, cada detalle está pensado y, como en las copias de las obras de arte, se deja la sutil evidencia de un “error” (la Sagrada Familia “real” está rodeada de edificios y en la serie de Vallhonrat tiene un pictórico paisaje alrededor)

Creo que muchos arquitectos conocemos el trabajo de Xavier Ribas por la edición que hizo la revista Quaderns (del colegio de arquitectos de Cataluña) en la edición Hiperurbano, de su serie “los domingos”, en el que se documentaba el potencial dominguero de espacios residuales desde un punto de vista cercano a la antropología

Fontcuberta también ha abordado, de una forma más permormática el potencial de los terrains-vagues, propios de los paisajes post-industriales.

En una versión que contrasta la poesía de las vivencias con la fotografía documental Monserrat Soto aborda de nuevo los espacios y hábitats residuales, desde su serie de invernaderos abandonados, a la que documenta asentamientos informales desde dentro.

Jordi Bernadó trabaja por un lado en una documentación arquitectónica convencional, pero también en potentes interpretaciones de la realidad urbana. Es especial me causa un especial interés su trabajo acercad e una especie de folclore desolador “Welcome to Spaiñ”, los contrastes y conflictos mostrados en “City Word Word” o la intensidad de las series de ciudades como “Berlín”.

Uno de los últimos (y más polémicos) premios nacionales de fotografía, Bleda y Rosa , trabajan con la delicadeza que les caracteriza, la arquitectura desde el punto de vista de la memoria y la historia. Son fotografías que casi podrían ser producciones pictóricas agrupadas en cuatro líneas: estancias, memoriales, corporaciones y tipologías.

Esto es solo un pequeño referente limitado por la producción de algunos fotógrafos españoles contemporáneos reconocidos. Pero hay mucha gente abordando estas temáticas con un enfoque muy interesante, a veces más documental, otras veces más artístico, que le incitan a una a redescubrir, revisitar, reinterpretar algunos temas que habíamos dado por “evaluados” en el subconsciente de referencias proyectuales.

Como no solo los premios nacionales de fotografía hacen interesantes investigaciones e interpretaciones de la realidad urbana, yo aprovecho para hacer referencia al trabajo de Harold Guyaux “Dens(c)i(u)dad” sobre lo genérico de la congestión de los asentamientos informales en varias ciudades de América Latina y de Felipe González en su serie “viviendo en el contenedor” sobre los urbanismos desoladores que se conforman en torno a las extracciones petroleras en Colombia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


MINIFRICCIONES

In AO on marzo 11, 2011 at 5:26 am

Con minifricciones me refiero a insignificantes desaveniencias. Aunque a nadie que tenga un básico sentido común le cabría la menor duda que sería mucho mas divertido relacionarlo con pequeños roces que una pudiese abordar durante el proceso de cortejo, como si de bluejeanear se tratase.

[*Nota! :”Buyinear” en su transcripción fonética. Siempre me parecerá un sublime concepto colombiano basado en el roce de los vaqueros de dos personas que se gustan, independientemente del género, mientras bailan algún ritmo caribeño (mi amol!)]

¡Uish! ¡Mi cabeza entró en divagaciones con los rozamientos hasta tal punto que creo que me entró calor en el hostil contexto climático bogotano! ¡Reconduzcamos esto! Estaba intentando introducir lo de las pequeñas discrepancias con otros profesionales.

Generalmente tienen formación en la misma disciplina que yo (o arquitectos o bellos artistas. Rara vez pensadores o filólogos), dato que a priori hace suponer que existe un potencial punto en común, pero una no sabe como que a la hora de la verdad es como si viviésemos en contextos espacio-temporales distintos (pero en plan galaxia lejana con un par de siglos de diferencia).

Contextualicemos: que la formación universitaria vs. el panorama laboral posterior genera frustraciones no es ninguna novedad: no son pocos los que terminan la carrera y se tiran ilusionados a la piscina vacía de los estudios de arquitectura reconocidos y/o al “pan pa hoy y hambre pa mañana” de los concursos. Son opciones válidas todas ellas y me encanta el entusiasmo que las genera.

Sin embargo, esta cándida motivación veinteañera, no despierta tanta ternura pasando unos años: Cuando el sujeto de estudio en cuestión recién superó los treinta, ha ganado algún consurso, da clases en alguna universidad (generalmente como asistente) y, no solo siente que ha triunfado, también siente la necesidad de transmitirlo acompañando cualquier cerveza con discursos pseudo eruditos, llenos de referencias (a deux balles).

El sujeto de análisis debería saber que:

1. La mayoría de las referencias que cita tienen que ver con la temática del último consurso u obra que está siguiendo (puesto que difícilmente se tiene tiempo en la vida para otra cosa): “!noooo, no es erudicióoooon, lo que usted tiene, se llama obsesión”
2. Habría que recomendarle mas cervezas con los amigos del instituto (que no mostrarán ciega admiración por lo que hace)
3. Un buena opción sería mirar un poquito ahí afuera para darse cuenta que el mundo es muy grande y que, total, ser el mas guapo del instituto de tu pueblo (eufemismo del que la tiene mas grande) tampoco quiere decir gran cosa.

¡Que complicada la gestión de los egos!

Como esto puede sonar despechado y no es el caso (al menos conscientemente) me gustaría decir que se trata de insignificantes fricciones, porque para indignarse con estas cosas hay que ser un pelín neurótica y yo prefiero abordar estas cosas alegremente.

De hecho, en un capotazo sin precedentes abogo por, antes de las minifricciones, acercarse al trepidante y vertiginoso mundo de las minificciones. Es impresionante la intensidad y calidad literaria de trabajos que no exceden una frase. Pongo como ejemplo el trabajo de Fernando Valls (además de los microrelatos me alucina la actividad del blog y los post dedicado a Bogotá: las ediciones 1 y 2 de “entre cáncer y capricornio”)

Si ustedes sienten que son grandes oradores pueden convertirse con relativa facilidad en impostores teóricos de la arquitectura, pero si son hombres o mujeres de pocas palabras no se inquieten, no están necesariamente abocados a la mediocridad, aún pueden triunfar en este concurso de twitteratura.

De momento, y a la espera del ansiado éxito, ¡salgamos este viernes a bluejeanear!

PENSANDO DESDE AMÉRICA LATINA (Transcripción de un chat dominguero con E-121)

In AO, E-121 on febrero 27, 2011 at 7:48 pm

AO: ¿Crees que pensar desde América Latina tiene una especificidad respecto a pensar desde Europa? ¿Crees que el contexto latinoamericano fomenta menos radicalidad respecto a la hegemonía de discursos?

Enviado a la(s) 11:37 del domingo

AO: No sé si el pensamiento (atístico) en Madrid (por ejemplo) es impositivamente abierto, colectivo, emergente y experimental. Lo cual intimida, y dificulta una evolución o reinterpretación de conceptos. Es como si, el hecho de que todo estuviese mas ordenado fomente estructuras muy piramidales, aunque los discursos digan lo contrario. Y aquí, sin embargo todo sea mas rizomático, mas tentacular, menos ordenado.
Enviado a la(s) 11:42 del domingo

AO: No tanto en las instituciones culturales (eso es más dificil, porque son como fábricas de generar prestigio de forma muy conservadora) sino en pensamientos emergentes (que rabia me da esa palabra!)
Y el caso es que esta informalidad de pensamiento da legitimidad a los acontecimientos, y a lo mejor este es uno de las potencialidades de América Latina.
Enviado a la(s) 11:57 del domingo

E-121: aqui la organizacion del arte no es tan jerarquica, es mas porosa, mas desordenada de manera inconsciente. No solo en el discurso. En Madrid el arte es estructural, se maneja por estructuras de poder muy fuertes. Lo rizomático forma parte del discurso. Incluso una convocatoria para jóvenes como generaciones de Caja Madrid es asi. No sé si es un forma de pensar especifica  de America Latina porque Quito era bastante mas jerárquico incluso en el arte “emergente”.
Enviado a la(s) 12:03 del domingo

AO: Pensar desde Bogotá o pensar desde Colombia.
Enviado a la(s) 12:03 del domingo

E-121: Si, intuyo que los colombianos funcionan creativamente desde el desorden y unas estructuras mas blandas.
Enviado a la(s) 12:03 del domingo

AO: Te refieres a unos límites mas difusos entre instituciones (que sé yo, académicas, museísticas, alternativas…)?
Enviado a la(s) 12:04 del domingo

E-121: El papel del critico, por ejemplo, es mas laxo. Si, en España un critico de arte es una institucion cerrada. Aquí los artistas jovenes “dialogan” y conocen a los criticos mas importantes como Ospina,  Jaime Iregui o Catalina Vaughan.
Eso en España es dificilísimo. Aquí un artista joven puede exponer en la galeria Santa Fé del planetario si se lo curra, que es como el referente en espacio expositivo. Me cuesta imaginar lo mismo en España.
Eso hace que las estructuras, los intercambios sean mas permeables. Hay unidirecciones, pero tb muchas bidirecciones
¿Estas preparando un post?
Enviado a la(s) 12:07 del domingo

AO: puestos así habrá muchas multidirecciones
Enviado a la(s) 12:07 del domingo

E-121: Si, mas bien multidirecciones
Enviado a la(s) 12:07 del domingo

AO: mmm, no sé, estaba pensando… Pero de pronto me dan ganas de hacer un post con el chat.
Enviado a la(s) 12:07 del domingo

E-121: es un tema muy interesante.
Enviado a la(s) 12:07 del domingo

AO: (un poco pretencioso, no?)
Enviado a la(s) 12:09 del domingo

E-121: Y es algo que a mi me fascina de acá. Si, puede ser algo peligroso. Es un post para escribir y dejar reposar antes de publicar.
Enviado a la(s) 12:09 del domingo

AO: Ahora pues: supongamos que aceptamos esto como una realidad. ¿Cees que está consensuado? Es decir, que ¿se tiene consciencia de este potencial de intercambios?
Enviado a la(s) 12:11 del domingo

E-121: No, no esta consensuado. Es inconsciente. Es una manera de operar que creo desde luego no esta pensada.
De hecho utilizan discursos foraneos sobre rizomas cuando ellos ya actuan rizomaticamente!
No siento que sea premeditado.
Enviado a la(s) 12:12 del domingo

AO: Y crees que nosotras lo intuimos de forma mas clara por venir de fuera (y por tanto tener otros referentes y estar habituadas a otros funcionamientos)
Enviado a la(s) 12:13 del domingo

E-121: si, creo que si
es como este tipo de organizacions/desorganizaciones alucinantes e intuitivas
Enviado a la(s) 12:14 del domingo

Enviado a la(s) 12:17 del domingo

AO: solo el inicio ya me parece interesante. La crítica a tratar la falta de tradición de pensamiento latinoamericano como si fuese un axioma. Bueno, no sé, se me vuelve complicado.
Enviado a la(s) 12:18 del domingo

E-121: Estoy empezando a leerlo y es una constatacion/pregunta muy interesante o real. No se…el tema da para mucho, un debate en el trabajo. Pero si que siento lo mismo que tú. Hay un modus operandi diferente, naturalemente rizomatico, que aborda la complejidad no desde la jerarquia sino desde lo fluido. Y ahi se sienten comodos.
Enviado a la(s) 12:21 del domingo

AO: la verdad es que estaba viendo una conferencia de Jarauta por internet en el Medialab Prado y, sobre todo los comentarios y el debate al final me ha chocado un poco. (estaré colombianizándome y el caso es que me encanta que me haya chocado de alguna forma)
Enviado a la(s) 12:22 del domingo

E-121: enviame el link please
Enviado a la(s) 12:22 del domingo

Enviado a la(s) 12:24 del domingo

(…) La verdad es que a partir de ahí la conversación entre E-121 y una servidora, empieza a tornarse a cuestiones personales que van desde el odio arraigado a los funcionarios de las empresas de internet que no van a hacer las visitas agendadas, a la avanlancha de dificultades gastro-intestinales que nos abordan. Unos fragmentos pocos elegantes nos hicieron decidir que no era pertinente hacerlo público.

Transcribirlo literalmente (corrigiendo únicamente las muchas faltas de ortografía y dislepsias) es sólo porque nos parecía mas intuitivo y cercano que un texto que se quiera presentar como un manifiesto.

No sobra decir que esta conversación viene después de que tuviésemos la convicción de que la segregación, jerarquización y burocracia dificultan en este pais el fluir de propuestas interesantes.  Sin embargo finalmente nos parece mas aproximada la afirmación de que “aquí todo es dificil pero nada es imposible”.

Solo quiero añadir el bonus que E-121 ofrece al final del chat (cosa de quitarle densidad al asunto):

¿UNA ARQUITECTURA NEOVICTORIANA?

In AO on febrero 17, 2011 at 12:36 am

A propósito del anterior post sobre el nuevo victorianismo, me despertaba curiosidad la posible relación entre esta (supuesta) tendencia social y las del mundo del arte.

Precisamente la pasada semana he tenido oportunidad de compartir conversaciones y cena con Francisco Jarauta (al que por supuestísimo le dedicaré un post) y en una de sus conferencias evidenciaba un cambio hacia el compromiso social y político del arte desde los años 90 referenciándose en bienales, documentas, etc.: Documenta IX del 92, “Who is who in art?”; Bienal de Venecia del 93 “Nomadismos”; Bienal de Venecia del 96: “Identidades”; hasta la Documenta X: “Poética/Política

Si nos centramos en las Bienales de Arquitectura se observa una dinámica parecida (solo que con unos años de retraso) culminada en la bienal del 2000 comisariada por Maximiliano Furksas “Mas ética, menos estética”. En las ediciones recientes la última Bienal de Venecia’10 tenía como tema curatorial: “People meets in architecture” y en las Iberoamericanas destacan: “Arquitectura para la integración ciudadana”, de VII BIAU’10 y “Mas por Menos” de la Bienal Latinoamericana de Jóvenes Arquitectos’10.

Con esta lógica, habría que mirar que está pasando actualmente en la bola de cristal de las bienales de arte para predecir una futura tendencia en arquitectura, aunque a veces se trata solo de un título mediático que alberga cualquier tipo de contenidos. A este respecto me parece genial que Carolyn Christov-Bakargiev no haya querido definir un tema curatorial concreto para la próxima documenta13, sino una serie de conceptos (entre lo que se encuentra la obsolescencia de una visión eurocéntrica del arte). La próxima Bienal de Arte de Venecia’11 se denomina “ILLUMInationsy las recientes Bienales de de Berlín’10: “¿Qué está esperando ahí afuera?” , Sydney’10: “La belleza de la distancia: canciones de supervivencia en la era de la precariedady Sao Paulo’10 “Hay siempre un vaso de mar para un hombre navegar”, que se basaba en la noción de que es imposible separar el arte y la política.

Parece que haya una predisposición a mirar y tomar en serio propuestas que no parten necesariamente de los círculos hegemónicos del arte. Una intuye además cierta referenciación territorial a la hora de dividir los nucleos culturales (nations, ahí afuera, visón eurocéntrica del arte, etc.)

Otro de los temas que se está abordando en varios foros es la de la cuestión enquistada y rancia del patrimonio. Teniendo en cuenta que la UNESCO es el único organismo que en algunas zonas del planeta se ocupa de definir el patrimonio y potenciar su protección, parecen bastante lógicas las críticas del modelo obsoleto y estático, que no permite una adecuación y evolución paralela a la de la sociedad (política, cultura, economía, etc.).

Pero aparte de estos teóricos (y cuestionables) referentes ¿Hay algún indicio de cambio de tendencia en la arquitectura? ¿Algo que se aproxime a tendencias conservadoras “ni excesivamente pragmáticas, ni excesivamente dogmáticas”? Uish! Yo creo que casi todas! Pero ¿de donde sacar referentes? De momento voy a hacer memoria de recientes artículos en medios nacionales que toquen el tema.

Norman Foster acaba de escribir un (aburridísimo y publicado hasta la saciedad) artículo, titulado “el futuro de la arquitectura”, centrándose en la responsabilidad ecológica profesional. Nada nuevo por aquí, nada nuevo por allá. La multinacional de high tech se condimenta con afirmaciones simplistas y casi de mal gusto.

Evaluado más bien en parámetros estéticos y compositivos, hay quién relaciona la “marcha atrás” (como si de un método anticonceptivo poco eficaz se tratase) de Mansilla y Tuñón en el hotel Atrio de Cáceres con una tendencia sobria que acompaña tiempos de crisis, cuando parece que solo fué el fruto de una presión ciudadana que llegó hasta las esferas políticas.

Si una se pone a mirar resultados recientes de concursos hay de todo. Los grandes proyectos se materializan en grandilocuentes propuestas y dentro de las arquitecturas mas locales no hay una linea clara que marque tendencia. O al menos no una linea nueva. Con no mucho esfuerzo una puede detectar tendencias conceptuales muy ecosóficas y tendencias estéticas heredadas de la historia reciente de la arquitectura (racionalismo, neoplasticismo, organicismo, regionalismo, utopías de los años60, high tech y posmodernismo ochenteros, minimalismo, deconstructivismo,etc.). En definitiva es curioso encontrar estéticas diversas y heredadas de movimientos pasados, argumentadas todas bajo parámetros muy similares (y muy sociales-políticos-ecológicos).

En definitiva no sé evaluar esto, y seguramente el reduccionismo con el que he abordado esta reflexión no me ha ayudado demasiado. Me tocará ser mas observadora o esperar a la próxima versión Fresh de Cantis (que me encanta siempre pero, a excepción en la primera edición, no me ha revelado nada demasiado innovador) para ver si estará dedicada a jóvenes que tengan en su curriculum edificios (construidos por supuesto, nada de diagramas alegres) austeros, compositivamente armoniosos y que hablen de sus texturas.

PENSIONES NEO-VICTORIANAS

In AO on enero 29, 2011 at 3:00 am


La editorial de la última ARCADIA
viene dedicada al nuevo victorianismo: una suerte de vuelta a valores conservadores en las generaciones jóvenes de países occidentales. El artículo al completo es cortito y no tiene desperdicio, pero me permito extraer un par de párrafos para dar inicio al post:

“(…)Un conservadurismo ingenuo que no se reconoce como tal, y cuyo perfil ha ocupado ya, desde hace unos cinco años, decenas de páginas de ensayos y artículos periodísticos en Estados Unidos y Europa. Esta editorial no busca criticarlos, sino consignar el asombro que produce en el mundo de la cultura, en las generaciones adultas, esa precoz ambición de orden y capacidad de consumo que parece ser un rasgo definitorio de este tiempo.(…)

Ni siquiera son excesivamenete pragmáticos, ni excesivamente dogmáticos (es que no son excesivamente nada), y sólo se mueven en las esferas legitimadas por un binomio de vocablos que pueden resumir las consignas políticas mayoritarias de los últimos diez años: “seguridad/prosperidad”.

Aquellos sustantivos que antes se asociaban a la idea de primera juventud (osadía, vehemencia, irreflexión, atrevimiento) han desaparecido del mapa, arrinconados como excéntricos. Aquella conocida caricatura de Quino (un padre encorbatado que le dice a su hijo desgreñado: “¡Yo a tu edad ya estaba explotando a alguien!”) hoy es perfectamente obsoleta. (…)”

Buscando en el archivo digital de la red (buscando en google, para entendernos) Ya en el 2007 Lizzy Ratner reflexionaba en torno a esta “tendencia”, aunque enfocada en un primer momento en pijos de la gran manzana que ya no querían ser las chicas de “sex in the city”, sino tener “vidas normales” (y preferiblemente hijos a los 23). Algunos medios influyentes como el británico The Times se hacía eco de esta nueva tendencia, cada vez mas extendida entre todas las esferas sociales. Otros medios como The New York Times lo enfocaban mas desde el branding de un dress-code (masculino esencialmente)

En conversaciones con amigos, les he cuestionado a propósito de este tema del que, por cierto, no había oído hablar hasta ahora y, para mi desconcierto, no les sorprende este supuesto cambio social, es más, lo evidencian constantemente.

Como en estos días no escucho (o leo) otra cosa cada vez que me conecto a algún medio informativo español, solo voy a poder ejemplificar con el tema de las pensiones.

Al otro lado del atlántico esta reforma no se debe de vivir con la misma intensidad que allá: yo soy becaria a los 30 y estoy muy tranquila, aunque no dudo que sea una irresponsabilidad de mi parte, ¿seré neo victoriana (por eso de la pasividad sindical) o todo lo contrario (porque soy mas proclive a vivir y disfrutar lo que me toca ahora y dejar de inquietarme por lo que va a pasar dentro de 38 años)? No me queda del todo claro que las revueltas nazcan de un compromiso político social o de preservar su trozo de pastel. Bueno, si que lo tengo claro, es lo segundo y seguramente es legítimo aunque se acerque a una tendencia muy muy conservadora (lo mismo de aquí a 38 años hay otra reforma, o lo mismo ha quebrado la seguridad social, o estoy viviendo en Kirikistán o he muerto de amor, como André y Dorine).

Se me ocurre pensar que si este neo conservadurismo se empieza a manifestar en las prácticas artísticas-arquitectónicas puede ser todo un drama. ¡Con todo lo que se había avanzado desde los 90 incluyendo parámetros políticos, sociales y culturales tras un rancio (y eterno) posmodernismo arquitectónico!. Voy a pensar en torno a ello y a ver si me sale un post.

Yo entre tanto, como estoy resignada a ser precaria por mucho tiempo (becaria o autónoma), sueño con una tendencia estética neo-victoriana: una suerte de moda hipster-coplera que me haga ser la reina de las fiestas por el simple hecho de conocer de cabo a rabo las letras de la zarzamora, francisco alegre y soy cordobés (esto debería haber entrado en un post de confesiones), eso sí con unas ray ban wayfarer sin graduar.

*La imagen es de la obra de teatro André y Dorine de la compañía vasca Kulunka Teatro. Una belleza. Seguramente lo único con que merece la pena quedarse de todo el post.

13 CONFESIONES MAS O MENOS ÍNTIMAS Y PERSONALES

In AO on enero 5, 2011 at 12:15 am

Al final un blog  es como una terapia.

Pienso que no debería ser incompatible que en un blog con tintes “profesionales” hay declaraciones personales. ¡Debería ser necesario, de hecho! Imaginate lo genial que sería leer las confesiones de divan de Rem Koolhaas, Mansiña y Tuñón o Lacaton y Vassal! (a lo mejor no he mencionado a los mas in, pero mucho me temo que ciertamente estoy out en arqui-modas… esto de las tendencias me resulta interesante para dedicarle un post enterito!)

Salvando las distancias con esta gente tan reconocida y de trabajo tan interesante, acá van las mías:

1. Soy carne de mercadillo en lo que respecta a la ropa interior. Mi última adquisisión sofisticada son unas bragas rosas de lunares negros con encajes en la parte superior (que por cierto me quedan espectaculares), pero el hecho de que me costasen 18.000pesos colombianos (como 7€) hace que olvide lo bellas que son para obsesionarme con la ordinariez del precio.

2. Cuando era pequeña tenía muchos complejos físicos. Me veía fea (el estrabismo y los parches no ayudaban mucho) y quería ser rubia (uff!).

3. Durante mi adolescencia no me quité las perlas (collar y pendientes!)

4. En 12 años de vida sexual activa he llegado a la (discutible) conclusión de que el orgasmo vaginal no existe.

5. Aunque siempre digo que mi carrera frustrada es Ciencias Políticas (y no es del todo falso), el día que había que echar la solicitud estuve dudando entre Arquitectura y Caminos (que quedó finalmente en segunda opción)

6. He tenido una crisis epilépsica mientras tenía sexo. Nunca osé preguntar a la contraparte al respecto.

7. Cuando era mas jovencita, adoraba jugar a “nosotras mismas”: una suerte de interpretación yo solita, con papeles y roles de todo calibre (incluidos dramáticos, con lloros y todo!). Nunca me pareció algo demasiado equilibrado, pero al menos Ally McBeal hizo que lo normalizásemos.

8. A veces me muerdo las uñas hasta dañarme. En concreto la uña del dedo corazón de mi mano derecha (un dedo que si se vuelve protagonista puede llegar a desembocar en una situación conflictiva) da un poco de grima.

9. Tengo casi 30 años y no quiero tener hijos ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo. Esto da como mal rollo y no sé si la conclusión es que soy una mujer contemporánea o que tengo la adolescencia demasiado elástica.

10. Mido 1.60m y peso 58 kg. Una cosa muy normalita y equilibrada pienso yo. Más aún teniendo en cuenta que en la navidad 2005-06 llegué a pesar 67 kilazos (con la misma altura, lógicamente). Vivía en Bruselas (no sé si este dato es determinante para redondearse de esta manera)

11. Creo que se me han olvidado muchos comandos de autocad y ahora iría lentísima hasta rehabituarme.

12. Vivo en un sexto piso sin ascensor que se inunda sistemáticamente. En compensación hay bellas vistas a la ciudad de Bogotá al occidente y a los cerros al oriente, además de una terraza perfecta para hacer fiestas y barbacoas.

13. Por mucho que vea Bocasecaman y mundoficcion, no puedo parar de reir.

COSAS DE AYER Y DE HOY (parte II)

In AO on diciembre 20, 2010 at 2:46 am

Motivada por terminar la serie (término demasiado grandilocuente) de Cosas de Ayer y de Hoy (por la única razón de que ya había publicado un post autodeclarado como parte I) me he forzado a encontrar similitudes y puntos de encuentro en la teoría y práctica mas culta y popular en torno a varios conceptos:

6. La vivienda Mínima

El Existenminimun aleman de los años 20, que es el referente teórico de este tema.

Algunas banalidades y diseños cool (hasta alguno interesante hay) que se han hecho sobre la experimentación en vivienda mínima en nombre de lo social o artístico.

Es cusioso lo mucho que se parecen algunos prototipos a algunas realidades sociales (que se encuentran abundantemente sobre todo en el continente asiático)

Los soprendentes y perturbadores hoteles cápsula (25€ la noche!)

En lo popular es seguramente donde está la verdadera vivienda mínima. No hay mucho que decir al respecto. (solo dejar el link del artículo en el País sobre los micropisos (marzo’2007)

7. Arquitectura semiótica

Impresionante la cantidad de “penes de piedra” que una se encuentra en los tempos de Angkor (siglos del IX al XV, Riem Reap, Camboya) que se situan por todos situos en la compleja red de acequias, con el objetivo de darle fertilidad al agua.

los motivos geométricos son un festival de significaciones en la arquitectura religiosa cristiana, judía, islámica y budista (y seghuro que en las demás también)

Venturi, que es un referente teórico indiscutible. “Learning from las Vegas” no deja lugar a dudas.

En la arquitectura popular, esta imagen captada en el pueblo de Palomino hace como un mes en la que se muestra la elocuencia de esos desagues-grifos. (sería genial si los propietarios además son brasileños y lo del verde-amarillo no es puro azar)

8. Experimentos con los lugares para vivir y trabajar

En un referente de este tipo de arquitecturas, lleno de poesía y simbolismo: EL FARO.

El modelo de falansterio del socialista utópico Charles Fourier, también ha tenido sus intentos (cuestionables)  de materialización.

En la arquitectura de autor hay muchas experiencias que sobre todo están centradas en las viviendas para artistas, que incluyen un taller. Y es que de momento el trabajo desde casa requiere poco más que un despacho y no es comparable estéticamente a las bellas luces cenitales y emplazamientos pictóricos que suelen tener las primeras. Por cierto, ¿hay alguien que no haya hecho, durante los estudios, un proyecto de vivienda para artista? (si usted además, le encuentra sentido, le invito a que me lo explique). Destaco la vivienda de Miró (de Sert), la de Frida Khalo y Diego Ribera (de O’Gosman) y la de Ábalos y Sentkiewick  en Suiza.

En la arquitectura popular, los ejemplos de vivienda-trabajo se encuentran por todo el mundo relacionado a los barrios gremiales. Especialmente sorprendente y bellas las viviendas-picifactorías del Delta del Mekong, Vietnam.

9. Juegos geométricos

Pienso que aquí podría caber prácticamente cualquier cosa, sim embargo hay parecidos razonables quien bien merecen una comparativa:

En la gráfica, no se puede no citar a  Escher, además es el referente de algunas prácticas ilustradas en este grupo de facebook que documenta algunas curiosas (y casi cándidas) intervenciones populares : “albañiles que admiran a Escher”.

Aunque de estética muy depurada, no es difícil relacionar la mística de las carpinterías de Barragán con algunas estructuras abandonadas a medio terminar.

Juegos plásticos y geométricos como el edificio de la televisión China de OMA, ya se habían experimentado  previamente y a otra escala en los trabajos de Oteiza.

Ejemplos de fachadas inclinadas en las arquitecturas de autor hay a millares. Por poner un ejmplo, el de la biblioteca de EPM, Medellín de Felipe Uribe por la cercanía geográfica con el slum que Habitat sin fronteras estuvieron dignificando. Porque también haríamos podido incluir la torre de pisa o cualquiera de esas viviendas maravillosas, pero viejitas, de centros históricos que andan torcidísimas y cuestionablemente apuntaladas.


LO QUE NO HE LEIDO Y LO QUE ACABO DE LEER

In AO on diciembre 17, 2010 at 1:23 am

Estando bastante de acuerdo con la opinión de Quetglás acerca de que la crítica en la arquitectura es actualmente un género literario de acompañamiento,  no comulgo con eso de “limitarse a presentar obras y proyectos por sí mismos”. Estoy persuadida de que lo que hay que hacer es dejar de ser tan rancio a la obra de elaborar referentes soporíferos y nexos cuestionables entre obra arquitectónica y teoría.

Extraigo algunas partes literales del texto original “LO QUE NO HE LEIDO, aunque recomiendo fervientemente su lectura completa.

“Escribo en contra de la crítica y de los críticos de la arquitectura. Para promover la deseable desaparición de ese genero literario y de esa ocupación. Es un mínimo esfuerzo el que se requiere: el público ya nos las lee.(…) Son un género ornamental. Un género literario de acompañamiento. Por eso sabemos que mañana no existirán.”

“(…) el critico esta hablando de y para si mismo. Asistamos al monologo del critico, entonando en una media voz suficientemente alta como para ser oído por los vecinos. ¡Cuánto sabe! ¡Como nos sorprende! ¡Nunca se nos hubiera ocurrido tanto! (…) en verdad no se esta hablando de ningún arquitecto, de ninguna obra, si no que, simplemente, el critico hace oír su voz.”

“(…)Todo critico de arquitectura es, estrictamente, independientemente de su simpatía, calidad y conocimientos, un impostor, que nos da gato por liebre, que se da así mismo por cambio del otro (…) ¿Qué he de hablar de un cuartel de bomberos en Santander? Bien, déjeme que estoy leyendo últimamente, a quien puedo poner como cita (…)”

“(…) No insisto más. A cada cual lo suyo. Quienes se complazcan en lo decorativo, en la impostura, están en su derecho y tienen donde escoger. Buen provecho.”

Y aprovecho para incluir la obra dentro de la obra, la referencia a Helio Piñón por Quetglás al mismo propósito:

“Se instituye así la coexistencia de dos mundos inseparables pero ajenos: el de las obras y el de sus valedores.(…)  El comentario- mejor si es extenso y esta trufado con referencias estrambóticas- deja fuera de dudas que lo publicado es cosa seria, por mucho que su aspecto a menudo invite a dudarlo.”

Por un lado estoy persuadida que el panorama en la crítica de arquitectura está mas enfocado al autoreconocimiento y al festival las congratulaciones y elogios mutuos, dejando focalizado el despelleje (tan habitual en la crítica de arte) hacia las políticas públicas (que tampoco está mal)

Quizás Quetglás tiene razón y  la crítica, tal y como la conocemos ahora, está agotada por obsoleta, por el afán por utilizar un lenguaje oscuro. Quizá debamos tender a la especulación (de nuevo)  como herramienta de reflexión y articulación de discursos y práctica. Yo es que pienso que esto va a ser una evolución natural, porque (afortunadamente) no conozco “críticos” de mi generación tan pelmazos (a lo mejor es que de momento no los conozco y tengo simplemente una actitud optimista)

12 RAPIDITOS ALEGRES Y ANODINOS

In AO on diciembre 13, 2010 at 10:37 pm

Hay momentos en los que una está reflexiva, sin saber muy bien por qué. Además las reflexiones a abordar son espontáneas, inconexas y casi gratuitas, aunque (sorpredentemente) en el momento me parecen reveladoras. He aquí 12 reflexiones alegres y anodinamente expuestas:

  1. Por muy cool que se sea aquí en Colombia, a las 2 am. todo el mundo se vuelve kitch y se pone a bailar como mi abuela en las fiestas del pueblo. (por cierto “perdonen, pero no hay nada más convencional que ser cool” de E-121) Estoy dispuesta a admitir que dé alegría que la gente no tenga complejos, pero no voy a pasar por alto el hecho irrefutable de que el reggeton es pura vulgaridad y el vallenato anacronismo.
  2. Una deshidratación profunda puede durar mas de una semana (creo que todavía tengo sed de la última resaca)
  3. Tengo amigos (de nacionalidades varias) a los que respeto y admiro profundamente que sospecho que solo podrían estar con mujeres dóciles (puede que sea por el miedo a perder la hegemonía social que da el hecho de tener pene). Y eso me da mucha pena.
  4. Uno de los grandes retos del desarrollo profesional de los creativos es situar el límite entre lo camaleónico y lo oportunista.
  5. Uno de los grandes retos del trabajo en colectivo es la gestión de los egos.
  6. Uno de los grandes retos del trabajo social es dejar de lado los asistencialismos y vertientes religiosas de los trabajos para centrarse en la CALIDAD (creativa, estratégica, de protocolo, etc) y esto especialmente en Latinoamérica.
  7. El futuro está en Haití. Bueno, o al menos hay muchas convocatorias con buena pinta por allá.
  8. Es impresionante lo aburridas que parecen algunas vidas (¡solo desde fuera! sin vivirlas ni nada,  no me quiero imaginar como debe de ser el día a día).No entiendo a la gente que se comporta como si tuviera un número ilimitado de vidas.
  9. El último proyecto colectivo en el que he participado (al que le dedicaré su correspondiente post, aunque de momento avanzo el link en citywiki) me ha marcado. El equipo formado por Harold, Diego, Felipe, Adrián , Laura S., Laura P. María M., Sergio, Orlando, Mariu, Iván, Daniel, Eli, Justo, Marina, Jong, David, Natali, Manuel, una servidora y alguno más que se  me haya perdido por ahí, es de lo mejorcito que me he encontrado en muuuuuuuuuuuucho tiempo.
  10. Pienso firmemente que mi hermana es una de las personas mas inteligentes y divertidas que una tiene la oportunidad de encontrarse en la vida. Pienso que gestionar toda esa inteligencia no debe de ser evidente y sin embargo lo hace demasiado bien: otro argumento más para situarla en mi podium de admiraciones.
  11. Curiosamente, la gente que hace más esfuerzos por agradar, es la que más me desagrada.
  12. Como tengo pareja estable y además soy mayoritariamente hetero, no sé mucho acerca de la realidad estética genital femenina que, al menos en el porno contemporáneo, parece haber entrado en crisis a través de una vorágine de depilación total y de no-labios. Estoy expectante por saber qué viene después de este colapso y deseo en secreto que la realidad cotidiana de mis congéneres sea mucho mas natural, espontánea y exhuberante.